No hay ninguna fanática del cuidado capilar que no lleve a cabo la lubricación capilar. Este tratamiento de cuidado del cabello es tan bueno que cada vez tiene más seguidores. Si tienes el pelo dañado, seco, sin brillo y se te cae en exceso, deberías usar un aceite cosmético. Sin duda conseguirás resultados estupendos. ¿No te lo crees? Hazte la lubricación capilar y compruébalo por ti misma.

Lubricación capilar – un antiguo ritual de belleza

Aunque la lubricación capilar es un tratamiento muy eficaz y popular, la mayoría de mujeres lo hacen mal. Este tipo de cuidado del pelo y del cuero cabelludo no es difícil en absoluto. La lubricación capilar consiste en aplicar una cantidad adecuada de un aceite adecuado a la porosidad capilar. Este ritual lleva siendo usado desde hace muchísimo tiempo por las mujeres indias y árabes. Si te gusta ver películas de Bollywood, debes haber visto el pelo estupendo que tienen las mujeres. ¿No te gustaría tener el mismo pelo o incluso mejor? Antes de empezar con la lubricación capilar de tu pelo, lee sobre los mayores errores cometidos por las fanáticas del cuidado capilar. ¡Evítalos como la peste!

1. Lubricar el pelo con aceite antes de lavarlo

Aplicar un aceite en el pelo o el cuero cabelludo sucio es un error muy grande. Cuando tu pelo está cubierto con mousse para el pelo, spray y siliconas; y tu cuero cabelludo tiene sebo, polvo y grasa; incluso el mejor de los aceites fallará. No hay ningún cosmético que sea capaz de abrirse paso a través de tal cantidad de impurezas. Es importante que los ingredientes activos y nutritivos se absorban en el pelo y el cuero cabelludo durante el tratamiento del pelo con aceites. Por eso debes lavarte el pelo a fondo antes de cada tratamiento. Usa un champú limpiador con SLS (sodium lauryl sulfate).

2. Aplicar demasiado aceite

Más no es necesariamente mejor. La cantidad mínima funciona mejor en el tratamiento del pelo con aceite. Aplicar esta dosis al menos una vez a la semana es una gran idea. ¿Sabes qué ocurre cuando aplicas demasiado aceite? En primer lugar, el pelo y el cuero cabelludo pueden ponerse grasientos debido a que las glándulas sebáceas producen más sebo. En segundo lugar, debes lavarte el pelo dos veces para eliminar el exceso de aceite y usar un champú limpiador que pueda dejar seco tu pelo y tu cuero cabelludo.

3. Pensar que el pelo de porosidad baja no necesita lubricación

¡Estás equivocada! El pelo de porosidad baja, media y alta necesita un tratamiento de lubricación capilar regular. Ten en cuenta que si tu pelo tiene porosidad baja, no tienes que lubricarlo tan a menudo como el pelo dañado y seco. La lubricación capilar protege al pelo de porosidad baja contra los rayos UV, el calor de los utensilios de estilización, las sustancias perjudiciales y la contaminación ambiental. Además, el peinado te resultará más fácil y el secado más rápido. Lubricar el pelo de porosidad baja tiene otra ventaja importante: suaviza y cierra las cutículas capilares por lo que evita que el pelo se vuelva más poroso.

4. Elegir el aceite incorrecto

La lubricación capilar no te ofrecerá ningún resultado si eliges un aceite inadecuado. Para colmo, incluso puede empeorar el estado de tu pelo y cuero cabelludo. Entonces, ¿qué podemos hacer para sacar el máximo partido de la lubricación capilar? En primer lugar, identifica la porosidad de tu pelo. Hay porosidad baja (pelo sano, brillante y suave), porosidad alta (pelo seco, rizado y dañado) y porosidad media (una combinación de porosidad baja y alta). Usa aceites saturados y mantecas cosméticas en el cuidado del pelo de porosidad baja. Nutre tu pelo de porosidad alta con aceites poliinsaturados. Los aceites monoinsaturados son ideales para la porosidad media.

5. ¡La lubricación capilar no es suficiente!

Si tu pelo está muy seco, se cae en exceso, y tienes el cuero cabelludo rojo y con picores – el tratamiento de lubricación capilar necesita un poco de apoyo. Usa otros productos en tu cuidado capilar diario. Las mascarillas, los acondicionadores, los serums y las mousses son útiles. Recuerda que los componentes principales de los mejores productos son naturales. Por encima de todo, deberías probar cosméticos con extractos de hierbas y plantas, vitaminas, minerales y otras sustancias acondicionadoras (queratina, biotina o componentes hidratantes).

6. ¿Ninguno de los métodos de lubricación capilar ha tenido éxito?

Tiene que haber algunas técnicas que aún no has probado. Hay mujeres que comparten sus experiencias y les gusta decirles a otras mujeres cómo hacer las cosas bien. Hay muchas maneras de aplicar los aceites. Puedes extender el producto en el pelo limpio, seco o húmedo. El aceite también se puede aplicar tras secar el pelo para estilizar el peinado y como toque final. Funciona estupendamente cuando lo añades a mascarillas y acondicionadores.